Saltar al contenido

¿Cómo se contabiliza una factura exenta de IVA?

Mujer introduciendo una factura en su ordenador

La contabilización de facturas exentas de IVA es un proceso clave en la gestión contable de cualquier empresa. Este tipo de facturación se da en ciertas operaciones donde, por su naturaleza, no se aplica el Impuesto al Valor Añadido (IVA). En este artículo, exploraremos cómo se debe contabilizar correctamente una factura exenta de IVA.

¿Qué actividades están exentas de IVA?

En España, ciertas actividades están exentas del IVA. Estas exenciones están reguladas principalmente por el artículo 20 de la Ley 37/1992 del IVA. Te las resumimos:

  • Educación: La enseñanza escolar o universitaria, así como la formación profesional, impartida por entidades públicas o privadas autorizadas.
  • Sanidad: Los servicios médicos y sanitarios, incluidos los servicios de diagnóstico, prevención, tratamiento y rehabilitación realizados por profesionales de la salud. Con excepción de operaciones de cirugía estética, tratamientos de acupuntura o servicios veterinarios.
  • Servicios Sociales: Ciertos servicios de asistencia social y de atención a personas mayores, educación especial, reinserción social, asistencia a personas con discapacidad o en situación de dependencia, prestados por entidades públicas o entidades privadas autorizadas.
  • Cultura y Deporte: Actividades culturales y deportivas realizadas por entidades sin ánimo de lucro, bajo ciertas condiciones.
  • Operaciones Inmobiliarias: Ciertas transacciones inmobiliarias, como la entrega de terrenos no urbanizables y segundas y posteriores entregas de edificaciones.
  • Financieros y de Seguros: Algunas operaciones financieras y de seguros, con ciertas excepciones.
  • Servicios Profesionales de Artistas: Determinadas actividades artísticas realizadas por sus autores y cuya actividad está sujeta a derechos de autor.
  • Exportaciones fuera de la Comunidad Europea.

Requisitos de una Factura Exenta de IVA

Una factura exenta de IVA debe incluir todos los elementos formales de una factura regular, además de indicar claramente la razón de la exención. Una referencia clara a la ley y al artículo en virtud del cual se aplica la exención del IVA. Por ejemplo, «Operación exenta de IVA según el artículo 20 de la Ley 37/1992».

factura Mujer introduciendo una factura en su ordenador

¿Cómo se contabiliza una factura exenta de IVA?

En el momento de contabilizar una factura exenta de IVA, el proceso difiere ligeramente del de una factura normal. Aquí no se registra ningún IVA soportado ni repercutido, ya que la operación está exenta de este impuesto. Por lo tanto, el importe total de la factura se registrará directamente en la cuenta correspondiente al tipo de gasto o ingreso, sin necesidad de desglosar el IVA.

Todo dependerá de como esté organizado en el ERP contable que utilices, ya que, en la mayoría de las ocasiones, los softwares de contabilidad dan por predeterminado un tipo de IVA, por lo que tendrás estar atento a que no se repercuta el IVA en tu factura

En Monitor Informática te lo ponemos fácil y con miConta podrás marcar tu empresa como Empresa exenta de IVA, así tendrás controlado que tu contabilidad no tenga errores.

Conclusión: La contabilización correcta es fundamental.

La contabilización correcta de facturas exentas de IVA es crucial para el cumplimiento fiscal y la precisión contable. Con nuestro software de contabilidad, las empresas pueden gestionar este proceso de manera más eficiente y segura, asegurando la conformidad con la ley y mejorando su gestión financiera global.