Seleccionar página

Monitor Informatica te enseña en este post todo lo que necesitas para hacer la declaración de la renta si eres autónomo. Los trabajadores autónomos también deben presentar la declaración de la renta hasta el 30 de junio de 2021. Desde cuándo, dónde y cómo presentarla… justo aquí debajo. ¡Sigue leyendo!

 

La declaración de la renta si eres autónomo.

Los autónomos, como los trabajadores por cuenta ajena, cuentan con un borrador para presentar el IRPF. Se puede hacer de dos formas: online o a través de la web o la app de la Agencia Tributaria. Más adelante te daremos más información sobre cómo hacerla. 

Además, se puede pedir cita previa para poder hacer este trámite con la Administración, acompañado de un funcionario experto en la materia.

Lo primero que debes tener en cuenta para hacer la declaración de la renta es la diferencia entre autónomos y autónomos. Cuando eres autónomo,  los datos de los que dispone Hacienda no están completos. Esto quiere decir que dependiendo de tu actividad, tendrán datos de tus ingresos o no.

De todas formas hay mucha información sobre gastos que no tendrán. Aquí es donde está la clave de la declaración de la renta. 

¿Por qué tienes que declarar tu renta?

Seguro tenías esto en cuenta. Por el simple hecho de estar dado de alta como trabajador autónomo y si te han facturado más de 500 euros anuales ya estás obligado a rendir cuentas con Hacienda.

Te recomendamos leer tranquilamente todo los datos que aparecen en la declaración, especialmente si has cambiado de trabajo o te has quedado en paro. Cualquier tipo de cambio influirá notablemente en tu declaración. 

Te aconsejamos tener en cuenta los siguientes documentos para realizarla:  

  • Los IRPF de años anteriores con el fin de poder comprobar la información y detectar aquellos cambios que pueden ser beneficiosos para los intereses del propio contribuyente.
  • La llamada estimación directa, una fórmula para determinar el beneficio obtenido durante un ejercicio fiscal, que se basa en la diferencia entre los ingresos y los gastos fiscalmente deducibles.
  • Facturas y libros de facturas emitidas y recibidas.

¿Cómo hacer la declaración de la renta?

Para que lo veas más fácil, en términos generales, la declaración de la renta se podría resumir en tres pasos: 

  • Corrección y revisión del borrador de la renta.
  • Presentación de la declaración de la renta.
  • Pago o devolución.

    Como adelantamos, los autónomos cuentan con un borrador para presentar el IRPF pero es posible hacerlo online, a través de la web o la app de la Agencia Tributaria.

    • En la app: en funcionamiento desde el inicio de la campaña para la consulta de los datos fiscales y el estado de la declaración. No permite modificaciones respecto al borrador, por lo que está reservada a las declaraciones más sencillas, las de aproximadamente 4,8 millones de contribuyentes. Para el resto hay que visitar Renta Web.
    • Plan “Le Llamamos”: Directamente hacer referencia a contactar con Hacienda para pedir cita previa y concretar el día y la hora para recibir la llamada de Hacienda. En la página web de la Agencia Tributaria se informa de los beneficiarios de este servicio.

     

    ¿Qué diferencias tienen los autónomos a la hora de declarar su renta?

    Pueden suceder 3 casos diferentes: 

    • Autónomos que ya han ido adelantando el IRPF trimestralmente con el modelo 130: la declaración consiste en comprobar los datos del borrador de la renta y en añadir los gastos.
    • Autónomos que no hayan presentado el modelo 130: la declaración consiste en comprobar el borrador de la renta y en presentar el modelo 100.
    • Autónomos societarios: la declaración de la renta consiste en comprobar el borrador, presentar el modelo 100 y, adicionalmente, presentar el impuesto de sociedades a finales de julio. 

    ¿Qué es el modelo 130?

    El Modelo 130 es el modelo oficial de declaración para liquidar el pago fraccionado a cuenta del IRPF para aquellos que se encuentren en estimación directa.

    En él se suman todos tus ingresos y se restan tus gastos trimestrales. De ahí sale el beneficio de tu actividad.

    • Si el beneficio es negativo, no tienes que pagar nada. 
    • Si es positivo, se hará el cálculo del IRPF que tienes que adelantar, que está fijado en el 20%. 

    Después, todos esos pagos anticipados que has hecho a través del modelo 130 son los que se tendrán en cuenta en abril del año siguiente, en el momento de presentar tu declaración de la renta.

    ¿Qué diferencia hay con el resto de modelos?

    En el modelo 130, el autónomo le cuenta a Hacienda cuánto ganó y cuánto gastó (trimestralmente). En el modelo 100, el autónomo le cuenta a Hacienda cuánto gano y cuánto gastó (anualmente) y en el modelo 111, los clientes le cuentan a Hacienda cuánto van a adelantar por el autónomo, según el porcentaje de IRPF que haya indicado en la factura. 

    ¿Cómo incluir los ingresos en la declaración de renta de los autónomos?

    Esta es la parte más compleja de la declaración de la renta para los autónomos. Para empezar diferenciaremos entre varios tipos de ingresos: 

    • Ingresos de explotación: Aquellos obtenidos por la realización de la actividad por la que nos hemos dado de alta en el modelo 037.
    • Otros ingresos: Subvenciones para el desarrollo de la actividad o para financiar la adquisición de bienes o indemnizaciones de seguros.
    • Autoconsumos de bienes y servicios: Entregas de bienes o prestaciones de servicios para el titular o su familia o para terceros de forma gratuita.
    • Transmisión de elementos patrimoniales: Ganancia obtenida por la venta de un elemento vinculado a la actividad.

    Será necesario consignar los ingresos y gastos, para lo que muchos autónomos nuestras aprovechan los datos que ya poseen de las declaraciones trimestrales de IVA. Empezaremos por los autónomos que tributan bajo la modalidad de estimación directa, la más habitual.

    En la mayoría de los casos los ingresos cuadrarán con el IVA, ya que este debe incluirse en todas las facturas.

    Pero antes de llegar a las casillas de los gastos e ingresos, será necesario indicar el tipo de actividad con su correspondiente grupo o epígrafe del IAE, algo que se puede consultar en el modelo 036 de alta en el Impuesto de Actividades Económicas o en este enlace. 

    También habrá que destacar el sistema de tributación, conocido como módulos, o el método de estimación directa: normal o simplificada. Recuerda que para poder optar a la declaración simplificada no podrás ingresar más de 600.000 euros por tus operaciones. Si superas esa cifra deberás hacer el IRPF como emprendedor en estimación directa normal.

    ¿Qué gastos se pueden deducir y cuáles te puedes ahorrar?

    A nivel fiscal no todos los gastos son deducibles. ¿Eso lo sabíamos, verdad?Los autónomos pueden deducirse gastos realizados en el desarrollo de su actividad, siempre que tengan lugar en establecimientos de restauración y hostelería y si se abonan con tarjeta. 

    Otros gastos que también se pueden deducir son la adquisición del dominio de la página web de negocio así como los gastos por su diseño y las campañas de promoción publicitaria que se lleven a cabo en las redes sociales.

    Aquí te dejamos una lista con los gastos que te puedes deducir y que regula la ley: 

    • Consumos de explotación: los que se realizan para llevar a cabo la actividad profesional.
    • Sueldos y salarios: aquí se cuentan tanto el propio como el de otros.
    • Seguridad social: la propia y la de empleados.
    • Otros gastos de personal: aportaciones a planes de pensiones.
    • Arrendamientos y cánones del inmueble donde se realice la actividad.
    • Servicios profesionales independientes necesarios para desarrollar la actividad.
    • Tributos fiscalmente deducibles (tasa de basuras, IBI…).
    • Gastos financieros (gastos bancarios).
    • Pérdidas por deterioro del valor de los elementos patrimoniales.
    • Otros gastos fiscalmente deducibles: Primas de seguro de enfermedad que satisfagan al contribuyente.
    • Provisiones: En la estimación directa simplificada es posible deducir como gastos de difícil justificación un 5% de la diferencia entre ingresos y gastos, siempre que no supere los 2.000 euros.

    ¿Qué documentos necesitarás para tu declaración?

    Un trabajador por cuenta propia tiene que tener hasta 8 documentos para poder hacer su declaración de la renta. Son los siguientes: 

    • Los certificados fiscales de los bancos.
    • El DNI del trabajador. 
    • Certificado que justifique las aportaciones que has realizado si tienes plan de pensiones.
    • Los recibos de la contribución si se es propietario de una vivienda o el contrato de arrendamiento si se vive de alquiler.
    • Escrituras si has comprado un inmueble. 
    • Si has aportado dinero a entidades de tipo social debes presentar el certificado de donaciones.
    • Todas las declaraciones trimestrales del IVA.
    • El detalle de ingresos y gastos que se hayan producido a lo largo del ejercicio.